Hoy nos adentramos en un terreno lleno de rosas marchitas y corazones rotos: el amor romántico. Pero, ¿qué es realmente este concepto que nos susurra al oído promesas de cuentos de hadas mientras nos arrastra a una realidad mucho más complicada?


Y es que, según afirman diversos estudios, si nos dejamos guiar por los arquetipos tradicionales sobre esta emoción, sólo hay dos vías:
Vivir defraudados cuando nos damos cuenta de que el subidón amoroso no dura siempre.


Ir dejando relaciones cuando pasa la fase “loca” del enamoramiento, lo que nos convertiría en “monógamos en serie”.

 

 
Hay que ser conscientes de que el amor puede manifestarse de muchas formas: el amor a nuestra familia, a nuestras amigas, a nuestras compañeras del trabajo y no ceñirse sólo al ‘amor romántico’.

 

Desmitificando el amor romántico

El amor romántico por años ha sido el centro de las historias contadas a través de los libros, desde las novelas románticas hasta la poesía. Sin embargo, ese amor romántico que perpetúa los roles de género, la heteronorma y la monogamia está siendo cada vez más criticado por las teóricas y escritoras.
A través de la escritura y la lectura también se quiebra con lo socialmente aprendido, desde textos académicos hasta historias atípicas que rompen con los roles de género o que hacen crítica al patriarcado.
Es momento de destrozar los viejos patrones que nos han mantenido atrapados en una danza tóxica que, en su peor versión, puede desembocar en violencia.

Mito 1: “El amor lo puede todo”

¿Quién no ha escuchado esto alguna vez? Desde hace muchos años nos venden la idea de que el amor es una especie de superpoder que puede curar todas las heridas y resolver todos los problemas. Pero, la verdad es que el amor no es un elixir mágico. No puede arreglar la falta de comunicación, la falta de respeto o la falta de compromiso. ¿Lo que realmente puede todo? El esfuerzo mutuo, la comprensión y el trabajo duro individual y en pareja.

Mito 2: “El amor verdadero es sufrir en silencio”

¿Desde cuándo el sufrimiento se volvió sinónimo de amor verdadero? Es momento de romper con este mito de una vez por todas. El amor no debería doler, no debería causar angustia ni ansiedad. Así que si te encuentras llorando más de lo que sonríes, es hora de replantearse las cosas. El amor debería ser un refugio, no una cárcel emocional.

Sentir atracción por otras personas es algo muy habitual y normal, y no hay porqué sentirse culpable por ello.

 

Mito 3: “Los celos son una muestra de amor”

¡Error! Los celos no son más que inseguridad disfrazada de amor posesivo. No confundamos la pasión con el control. Una relación sana se basa en la confianza mutua y en permitir que cada uno tenga su espacio y su libertad. Los celos desmedidos solo conducen a la desconfianza y al resentimiento.

Mito 4: “El príncipe azul y la princesa perfecta”

Lo siento, Disney, pero la vida real no funciona así. Buscar a alguien que cumpla con todos los estándares de perfección que nos han vendido solo nos lleva a la frustración y la insatisfacción. Enamórate de las imperfecciones, de las peculiaridades, de la autenticidad. Porque al final del día, la verdadera magia está en aceptar y amar a alguien tal como es.

 

Mito 5: “El amor romántico justifica todo”

“No importa lo que haga, lo hago por amor”. ¿Les suena familiar? Este peligroso mito ha alimentado innumerables situaciones de abuso y violencia. El amor nunca justifica el control, la manipulación o el maltrato. Nadie tiene derecho a hacerte daño en nombre del amor.

Hay que ser conscientes de que el amor puede manifestarse de muchas formas: el amor a nuestra familia, a nuestras amigas, a nuestras compañeras del trabajo y no ceñirse sólo al ‘amor romántico’. 

 

Rompiendo las cadenas del amor tóxico

En resumen, el amor romántico no es esa melodía suave y perfecta que nos han vendido. Es un concierto caótico de altibajos, de risas y lágrimas, de complicidad y desafíos. Pero sobre todo, el amor debería ser una fuerza que nos impulse a ser mejores personas, no una excusa para perpetuar patrones tóxicos.

Así que, ¡rompamos las cadenas del amor tóxico! Busquemos relaciones basadas en el respeto, la comunicación y el apoyo mutuo. Porque al final del día, el amor verdadero no es un mito. Es una realidad que merece ser vivida con plenitud y autenticidad.

¿Cuándo buscar ayuda?

¿Te sientes identificado con alguno de ellos? ¿Tu relación de pareja te está haciendo sufrir? ¿Consideras que no eres libre en algún aspecto de tu relación?

Si es así, en el CIMMT podemos ayudarte. Tenemos a tu disposición un gran número de profesionales especializados que te ayudarán en ese proceso de autocuidado, dándote pautas y herramientas para poder disfrutar de un amor saludable.

Recuerda, buscar ayuda no es un signo de debilidad, sino de valentía y autocuidado. Si sientes que tu relación de pareja te está causando malestar o que estás atrapado en patrones tóxicos, no dudes en dar el paso hacia una vida más saludable y plena.

Estamos aquí para acompañarte en este viaje hacia el bienestar emocional.

Hablemos

¿Dónde estamos?

Philadelphia. PA

Llámanos

2679041086

Escríbenos

madretierraphilly@gmail.com

Nos vemos aquí

Nos escuchamos aquí

Siguenos en las redes

Cambiar el mundo, promoviendo la igualdad de género.

Somos más de hacer que de decir, así que en 3 palabras: