• Aproximadamente 1 de cada 3 latinas experimentará violencia por parte de su pareja a lo largo de su vida, según la organización Esperanza United.
  • Algunas víctimas se enfrentan a barreras para solicitar ayuda, como el idioma o el estatus migratorio. Además, a veces les cuesta contar su situación por el familismo -la fuerte importancia que se le da a la familia- o la religión.
  • La Línea Nacional de Violencia Doméstica ofrece asesoramiento gratuito y confidencial tanto en español como en inglés. Si eres víctima de violencia de género, llama al 1.800.799.SAFE (7233) o envía el mensaje de texto “START” al 88788. 

Aproximadamente 1 de cada 3 latinas (34,4%) experimentará violencia por parte de su pareja a lo largo de su vida, según Esperanza United, una organización que se dedica a defender y apoyar a la comunidad latina. Estas víctimas de violencia machista pueden enfrentarse a barreras para solicitar ayuda, como el idioma, el miedo a la deportación o a perder sus beneficios migratorios, o la presión de su familia. 

Que existan algunas barreras para pedir ayuda “no significa que no haya ayuda disponible”, como indica la Línea Nacional de Violencia Doméstica. Te explicamos cómo puedes tener asesoramiento gratuito y recibir ayuda en español o en inglés y qué sabemos sobre las barreras que puedes encontrarte en el proceso.

 

Cómo saber si sufres violencia machista

Para saber si estás sufriendo algún tipo de maltrato por parte de tu pareja, Esperanza United aconseja hacerte estas preguntas:

  • ¿Te asusta el temperamento de tu pareja?
  • ¿Tienes miedo de no estar de acuerdo con él?
  • ¿Tienes que justificar todo lo que haces, cada lugar al que vas o cada persona que ves para evitar que se enfade?
  • ¿Tu pareja te menosprecia y luego te dice que te ama?
  • ¿Te mantienes alejada de amigos o familiares porque tu pareja se pondrá celosa?
  • ¿Tu pareja te hace daño o te controla o intimida?
  • ¿Te ha obligado a tener relaciones sexuales cuando no querías?
  • ¿Tiene miedo de romper porque ha amenazado con lastimarte o hacerse daño a sí mismo?

“Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es ‘sí’, es posible que esté sufriendo maltrato”, afirman desde Esperanza United.

La violencia machista va desde el maltrato psicológico o emocional –caracterizado por amenazas, insultos y menosprecios- hasta el físico -con golpes, patadas, puñetazos o asfixia-. 

Así lo indica Esperanza United, que destaca que también existe el maltrato económico -cuando tu pareja controla tu dinero, te quita el sueldo o te causa problemas con tu jefe- y el sexual -fuerza relaciones o actos sexuales-. 

Otra táctica común es la intimidación: si amenaza con quitarte a los niños o echarte de casa, dañar a las mascotas o a tus seres queridos o tirar cosas o golpear las paredes.

 

Cómo buscar asesoramiento gratuito en español o en inglés

Como indican desde la Línea Nacional de Violencia Doméstica, buscar ayuda es el primer paso para mejorar tu situación. Esta organización ofrece asesoramiento gratuito de forma confidencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana, tanto en español como en inglés. Puedes llamar al 1.800.799.SAFE (7233) o envíar el mensaje de texto “START” al 88788. 

“Es esencial para tu propia seguridad que nos contactes cuando tu pareja no esté cerca”, aconsejan. Algo que puede ser difícil si ambos vivís bajo el mismo techo. Si mientras hablas con un asesor, tu pareja llega a casa, lo mejor es que “cuelgues inmediatamente la llamada” y elimines el número de teléfono del historial de llamadas recientes. También es aconsejable que borres el historial de navegación en Internet tras leer notas como esta o visitar la web de la Línea Nacional de Violencia Doméstica.

Una vez que contactes con la Línea Nacional de Violencia Doméstica, te preguntarán sobre tus circunstancias específicas: “Algunos asesores recomiendan resumir la situación creando una cronología de la relación o explicando un altercado reciente para tener una mejor idea de qué opciones están disponibles para ti”.

 

 

Los asesores pueden ayudarte a evaluar qué opciones tienes para saber qué te conviene más de acuerdo con tu situación específica. “Nunca tomarán decisiones por ti, solo tú tienes derecho a hacerlo, por lo que discutir tus opciones puede ser simplemente una manera útil de ayudarte a tomar mejores decisiones”, afirman desde la Línea Nacional de Violencia Doméstica.

Por qué la barrera del idioma es un obstáculo para algunas víctimas 

Las situaciones de maltrato doméstico son comunes en la población latina, pero se denuncian muy poco, según Melissa Graves, directora ejecutiva del Journey Center for Safety and Healing, una organización que apoya a quienes sufren violencia doméstica.

“Estamos viendo que la gente tiene barreras como podría ser la del idioma”, explicó Graves a News 5 Cleveland. Las víctimas de violencia machista pueden tener dificultades para encontrar programas y recursos que sean cultural y lingüísticamente apropiados

Como indica la Línea Nacional de Violencia Doméstica, muchos latinos hablan español como idioma principal y aprendieron inglés como idioma secundario. “Si un refugio o recurso contra la violencia doméstica en el área no cuenta con personal que hable español, puede hacer que las víctimas y las supervivientes duden en pedir ayuda, ya que es posible que no se sientan cómodas expresando lo que han experimentado”, afirma. 

 

A qué tienes derecho independientemente de tu estatus migratorio

Muchas personas no saben si su estatus migratorio afectará su capacidad de obtener apoyo o temen que buscar ayuda haga que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas se involucre, según la Línea Nacional de Violencia Doméstica. 

“Estos temores de una posible deportación pueden llevar a los inmigrantes sobrevivientes de la comunidad latina a mantenerse alejados de los servicios de apoyo y aumentar su temor a la participación de las autoridades”, afirma la organización. De hecho, Graves destaca que a veces los maltratadores “usan la documentación y el estatus migratorio para amenazar y controlar a las personas que maltratan”. 

Independientemente de tu estatus migratorio, “hay esperanza y opciones disponibles para apoyarte y mantenerte segura”. Antes de tomar medidas, puede ser útil que conozcas tus derechos y busques asesoramiento legal de un abogado especializado en el tipo de asistencia migratoria que necesitas -o de organizaciones en tu estado que ofrezcan asesorías gratuitas y sean reconocidas- e investigues cómo se ha aplicado la ley en tu estado con casos de víctimas indocumentadas en el pasado.

“Siempre tienes derecho a estar segura y no necesitas revelar tu estado migratorio para recibir ayuda, indica la Línea Nacional de Violencia Doméstica. El organismo asegura que tienes derecho a tener asistencia para personas con dominio limitado del inglés, atención médica de emergencia, refugio, vivienda temporal, comedores sociales, bancos de alimentos comunitarios y asistencia de las fuerzas del orden. “También tienes el derecho de solicitar órdenes de protección, divorcio o la custodia de tus hijos”, añade.

 

Si quieres más información al respecto, puedes hablar con los asesores de la Línea Nacional de Violencia Doméstica, tanto en español como en inglés. Para ello, llama al 1.800.799.SAFE (7233) o envía el mensaje de texto “START” al 88788.

 

 

Cómo condicionan el familismo y la religión a las mujeres latinas 

Para algunas mujeres latinas puede resultar difícil hablar del maltrato que experimentan debido a factores culturales como el familismo -la importancia de la familia-. Mantener a la familia entera se considera una prioridad en las comunidades latinas, y muchos creen que la familia es más importante que la seguridad y la comodidad, incluso si están sufriendo maltrato”, indica la Línea Nacional de Violencia Doméstica. 

Este organismo advierte que algunos miembros de la comunidad latina pueden alentar o presionar a alguien que está sufriendo violencia machista para que permanezca con su pareja. La idea del hombre como “sostén de la familia” y la mujer como responsable del “bienestar y la cohesión familiar” son roles tradicionales que aún persisten en sociedades como la latina.

Algo que también puede aumentar la probabilidad de sufrir maltrato financiero, en el caso de que la mujer no tenga ningún control sobre las finanzas familiares. “Esta falta de libertad financiera también puede dificultar que la persona que sufre maltrato abandone su relación, ya que es posible que no tenga la seguridad financiera para cuidar de sí misma y de sus hijos”, explica la Línea Nacional de Violencia Doméstica.

La religión también juega un papel importante en la mayor parte de la comunidad latina. Alrededor del 48% de los latinos se identifican como católicos, y otro 19%, como cristianos protestantes, según el Pew Research Center. La Línea Nacional de Violencia Doméstica afirma que a menudo estas creencias religiosas “pueden impedir la adopción de medidas porque la víctima no cree en la separación o el divorcio.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

 

 

Lee también:

Por qué el Día de la Mujer se conmemora el 8 de marzo

Desde cuentas falsas hasta datos falsos o fuera de contexto: algunas desinformaciones que se usan para desacreditar al movimiento feminista

Hablemos

¿Dónde estamos?

Philadelphia. PA

Llámanos

2679041086

Escríbenos

madretierraphilly@gmail.com

Nos vemos aquí

Nos escuchamos aquí

Siguenos en las redes

Cambiar el mundo, promoviendo la igualdad de género.

Somos más de hacer que de decir, así que en 3 palabras: